sábado, 30 de julio de 2011

EL FRACASO DE LAS PRIMARIAS DEL 14 DE AGOSTO



             Desde algunos sectores se dice que las “Primarias” fracasaron por culpa del Gobierno, pero desde nuestro punto de vista fracasaron producto de la anomia que rige nuestro país desde hace muchos años y por culpas concurrentes de ambas partes, tanto del oficialismo como la oposición.

            En este sentido, es evidente que se han cumplido los plazos para la presentación de alianzas (14/06/2011), y el termino para presentación de precandidatos de cada una de esas alianzas (25/06/2011) fue cumplido correctamente. Empero podemos aseverar que la norma, cuya eficacia se sustentaba como el instrumento que debería oxigenar la vida política de los partidos para presentar distintas ofertas electorales a los ciudadanos en cada una de las categorías y con precandidatos que pudieran reflejar las distintas propuestas e ideas, no pudo cumplirse, ya que la idea central que primó en la actualidad es la de “Candidatos Únicos” y que los resultados del 14 de agosto sirvan como una gran encuesta nacional, que permitan vigorizar quienes pueden luchar “el voto útil” para llegar a una segunda vuelta, posterior al 23 de octubre.

            Muchos dirigentes, militantes y afiliados de distintos partidos políticos vieron cercenado su derecho a participar de las “Primarias abiertas simultaneas y obligatorias”, es decir de “elegir y ser elegidos”, de esta manera los partidos han frustrado la vigencia de la Ley 26.571 y en la Provincia de Buenos Aires la Ley 14.086, como ya se había malogrado –posteriormente a la crisis del 2001- la ley 25.611 de internas abiertas y simultáneas, ley que nunca llego a aplicarse.

            Creemos y bregamos por la plena aplicación de este sistema, consideramos que las PASO tienen ventajas como bien señala Spota (1), por cuanto: sirven para revitalizar la vida política de los ciudadanos, ya que quienes eligen sean afiliados o independientes puedan concurrir a las urnas y elegir entre candidatos que son de su preferencia, y que no son impuestos por corporaciones, centro de poder o las mesas chicas de los partidos.

            La aplicación plena de las PASO, es decir, permitir que los afiliados, las distintas líneas internas, puedan participar, mostrar sus candidatos, sus propuestas, no candidaturas únicas, servirían para mantener en pleno funcionamiento la vida partidaria, de esta manera sería necesario ofrecer a la sociedad precandidatos con atracción, con  propuestas, y valores para la sociedad en su conjunto.

            La candidatura única y no permitir la aplicación plena de las PASO, tiene un condimento psicológico, porque como bien dijimos ut supra quien se posicione en el segundo lugar (el 14 de agosto), es quien puede atraer el “voto útil”, para llegar a una segunda vuelta en octubre, sin pensar en propuestas, ideas y valores, y una vez más los partidos o las alianzas electorales transitorias miran para otro lado, sin entender que la sociedad reclama actitudes responsables y principalmente cumplir con la Ley.

            Todos tienen derechos a “elegir y ser elegidosy este sistema permitirá en el tiempo una mejor selección de precandidaturas, ya que de esa manera se presentarán a la sociedad los mejores candidatos.

            Como dijimos oportunamente “la sanción de la ley 26.571 será una nueva prueba para la dirigencia política y un desafío para los partidos políticos de cara al 2011 (2)”, seguramente deberemos esperar un nuevo turno electoral y madurar la necesidad de mejorar los mecanismos de selección de candidatos.


[1] Conf. SPOTA, Alberto Antonio, “Elecciones primarias abiertas obligatorias y simultaneas”, LA LEY 1990-D, 744
[2] Conf. ARMESTO, Diego Hernán,  “Internas abiertas, participación ciudadana y la potestad de los afiliados en la vida de los partidos”, LA LEY 2010-A, 1199

No hay comentarios:

Publicar un comentario